martes, 5 de julio de 2011

La Junta ve difícil solicitar ayudas para Huelva por la crisis de la 'E. Coli'

El viceconsejero de Agricultura apuesta por recuperar la demanda en los mercados internacionales · Los productores onubenses reclaman subvenciones para 43 hectáreas de frambuesa

La Junta de Andalucía considera que solicitar ayudas a la Unión Europea (UE) para los productos hortofrutícolas onubenses es complicado porque demostrar la afectación de la crisis del pepino por el tema de los precios es una cuestión "muy sutil" y sujeta a las fluctuaciones del mercado. Así lo apuntó ayer el viceconsejero de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, José Ignacio Serrano, por lo que incidió en la importancia de "articular una medida" para la recuperación de la demanda en el mercado.




La UE subvenciona tanto la destrucción de productos como la recogida en verde de los mismos. Serrano explicó que en la comunidad andaluza, bajo este parámetro, los productores han comunicado un total de 17 millones de kilos destruidos -no exclusivamente entre los cinco establecidos para recibir subvenciones- y que se han visto afectadas 1.670 hectáreas recogidas en verde, entre ellas las 43 hectáreas de frambuesa señaladas con anterioridad.

Sobre la posibilidad de emprender acciones legales contra Alemania por las "falsas acusaciones" hacia los productos andaluces, Serrano recordó que el mercado alemán es fundamental para el sector y que es preciso contar con las pruebas pertinentes por lo que hizo hincapié en la necesidad de "reforzar la presencia" de los productos andaluces en el exterior y lamentó la postura de Rusia que cerró sus fronteras a la producción, ya que esta actuación no está dentro de la ortodoxia del mercado internacional, porque la producción hortofrutícola de Andalucía "no entraña ningún riesgo".


El gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez Guillén, resaltó la necesidad de revisar el sistema de activación de alertas y señaló que las grandes superficies se han aprovechado del más débil con la anulación inmediata de pedidos o con una bajada excesiva de los precios.

Domínguez indicó que la crisis ha afectado al sector fresero, ya que con el cierre de las fronteras de Rusia camiones con rumbo a ese país del Este tuvieron que destruir la mercancía e insistió en la importancia de diferenciar entre "la negligencia" de Alemania a la hora de señalar a los productos españoles, y la actuación por parte de la Unión Europea, la cual decretó la alerta "de manera inmediata" sin contar con todos los argumentos.

En cuanto a las 43 hectáreas de frambuesa afectadas por su recogida en verde, tal y como estableció el viceconsejero, el gerente de Freshuelva matizó que por la naturaleza propia del producto, el cual "se está dando casi todo el año, de noviembre a junio, no hay posibilidad de contabilizar cosecha en verde", por lo que en este sentido "no es equiparable" a los productos hortofrutícolas.

Mientras la FITAG-UGT Huelva ha solicitado medidas complementarias por parte de las administraciones españolas a las establecidas por la UE para las producciones no contempladas. El sindicato considera que se preciso acometer un plan urgente de imagen e información pública sobre las prácticas saludables de la agro industria onubense en los mercados europeos y medidas para eliminar o minimizar el perjuicio a los trabajadores afectados.

1 comentario:

  1. Otra vez No eficiencia de la Junta, suma y sigue.

    ResponderEliminar

Por favor, sé respetuoso en tus comentarios. Gracias.